top of page

¿Cuáles son tus pretensiones de renta?


Introducción: En el dinámico escenario del mercado laboral actual, la negociación de las pretensiones de renta se ha convertido en un componente crítico en el proceso de contratación y búsqueda de empleo. Cristián Sánchez, CEO de HumanCapital.work, ofrece una perspectiva interesante sobre cómo abordar de manera efectiva este tema esencial.


Tendencias Actuales en las Expectativas de Renta: Sánchez señala que en el mercado laboral actual existe una mayor conciencia tanto de los candidatos como de las empresas sobre la importancia de alinear las expectativas de renta con la realidad del mercado. Observa que mientras los candidatos están mejor informados y preparados para negociar, las empresas se enfocan en estructurar ofertas de renta competitivas y acordes con las habilidades y experiencias ofrecidas. Además, Sánchez ha notado una tendencia preocupante en redes sociales, donde algunos candidatos expresan comentarios muy ácidos y actitudes ofensivas respecto a las prácticas de reclutamiento y remuneración de las empresas. Advierte sobre la importancia de mantener la cautela y el profesionalismo en estas plataformas, ya que un comportamiento negativo en las redes sociales puede tener costos invisibles y afectar las oportunidades futuras. Esta observación destaca la necesidad de un enfoque equilibrado y profesional en la negociación de rentas, respetando tanto las políticas de las empresas como las expectativas de los candidatos.


Abordando la No Publicación de Rentas en las Ofertas de Trabajo: La decisión de no publicar las cifras de renta en las ofertas de trabajo depende en gran medida del contexto específico de cada empresa. En el caso de las PYMES o al crear nuevos cargos, la ausencia de cifras salariales suele reflejar la necesidad de entender el mercado y adaptarse a sus dinámicas cambiantes. Muchas empresas, especialmente aquellas con áreas de recursos humanos más pequeñas, pueden carecer de información actualizada sobre la compensación del mercado, lo que las lleva a preferir tantear cómo se está moviendo el mercado antes de fijar una cifra específica. Esta práctica es particularmente común en compañías internacionales que inician operaciones en Chile y se enfrentan al desafío de establecer una estructura salarial adecuada sin un conocimiento previo del mercado local. En el caso de grandes compañías con sistemas de remuneración bien establecidos, la transparencia en la publicación de las rentas puede ser más factible y es una práctica recomendable para reflejar una estructura salarial definida y justa. Por otro lado, el sector público se destaca por su práctica de publicar todas las rentas, lo cual es valorado por su transparencia y equidad. Esto sugiere que, dependiendo del contexto y la naturaleza de la empresa, tanto la no publicación como la publicación de rentas pueden ser prácticas válidas, siempre y cuando se manejen de manera justa y considerada.


Consejos Ejecutivos para la Negociación de Rentas: La negociación salarial requiere un enfoque estratégico y detallado, tanto para los candidatos como para los empleadores. A continuación, Cristián Sánchez nos presenta consejos ampliados para cada parte:


Para los Candidatos:


Investigación Detallada del Mercado: No te limites a conocer el rango salarial promedio de tu industria y posición; analiza también las tendencias actuales, los salarios en diferentes regiones y el impacto de tu nivel de experiencia y habilidades específicas. Considera las diferencias entre empresas de distintos tamaños y sectores.


Autoevaluación de Habilidades y Experiencias: Haz una lista exhaustiva de tus habilidades, certificaciones, logros significativos y experiencias relevantes. Piensa en cómo tus contribuciones anteriores han beneficiado a tus empleadores pasados y cómo pueden ser valiosas para el puesto actual.


Propuesta de un Rango Salarial: Al ofrecer un rango salarial, demuestras flexibilidad y comprensión del mercado. Explica cómo has llegado a ese rango, basándote en tu investigación y autoevaluación.


Anticipación a Contrapropuestas: Considera diferentes escenarios de negociación y prepara respuestas a posibles objeciones. Practica cómo defenderías tu rango salarial sin parecer inflexible.


Desarrollo de un Discurso Convincente: Construye un argumento persuasivo que destaque por qué mereces el salario que pides. Incluye ejemplos concretos de tus logros y cómo pueden traducirse en beneficios para la empresa.


Consideración del Paquete Total de Compensación: Más allá del salario, evalúa otros aspectos como beneficios, equilibrio trabajo-vida, oportunidades de desarrollo y la cultura de la empresa. Estos elementos pueden ser igualmente importantes.


Demostración de Entusiasmo y Ajuste Cultural: Muestra tu interés genuino en la empresa y el puesto. Discute cómo tus valores y objetivos se alinean con los de la organización.


Negociación Abierta y Constructiva: Mantén una actitud abierta y colaborativa. La negociación no es solo sobre lo que quieres, sino también sobre encontrar un punto en común que beneficie a ambas partes.


Para los Empleadores:


Reconocimiento del Valor del Candidato: Entiende y aprecia lo que cada candidato aporta. Considera cómo sus habilidades únicas y experiencia pueden contribuir al éxito de tu empresa.


Transparencia Presupuestaria: Se claro sobre las limitaciones presupuestarias desde el inicio. Si hay restricciones, explícalas y muestra cómo podrías compensar con otros aspectos del paquete de compensación.


Visualización de la Negociación como Inversión: Recuerda que ofrecer un salario justo puede significar empleados más comprometidos y productivos a largo plazo.


Genera un Ambiente Abierto: Fomenta una cultura donde se discuten abierta y honestamente las expectativas salariales. Esto puede aumentar la confianza y satisfacción general de los empleados.


Consideración del Paquete de Beneficios Completo: Más allá del salario, piensa en cómo los beneficios adicionales pueden hacer que tu oferta sea más atractiva.


Mantenimiento de la Competitividad del Mercado: Asegúrate de que tu oferta sea competitiva en el mercado actual. Realiza evaluaciones periódicas de las estructuras salariales.


Práctica de Escucha Activa: Escucha lo que el candidato valora y necesita. Esto puede ayudarte a hacer una oferta más atractiva y personalizada.


Establecimiento de un Ambiente de Confianza: Una negociación salarial positiva puede sentar las bases para una relación laboral exitosa y duradera.


Conclusión:

Una negociación salarial efectiva es una combinación de preparación, comprensión del mercado y comunicación clara. Tanto los candidatos como los empleadores deben abordar este proceso con un enfoque informado y abierto para establecer las bases de una relación laboral exitosa y mutuamente beneficiosa.


10 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page